c/ Santa Coloma 24, 08030 Barcelona

Personalizar la barra de tareas de Windows

Veremos como ubicar la barra de tareas del escritorio de Windows en cualquiera de los lados de la pantalla, y en el caso de que la desplacemos involuntariamente podamos reubicarla en su posición inicial (más frecuente esta consulta que la anterior). Así como cambiar sus propiedades y comportamiento básico.

Ubicar la barra de tareas en otro lateral del escritorio.

1 – Paso previo a poder mover la barra de tareas, se requiere desactivar la opción de “Bloquear la barra de tareas”. Para ello podemos utilizar el botón derecho del ratón sobre la barra de tareas y desmarcar.

Barra de tareas Bloquear barra

Siempre que deseemos fijar la barra y evitar desplazamientos o modificaciones involuntarias deberemos activar posteriormente esta opción.

2 – Para mover la barra el sistema más fácil es pulsando el botón izquierdo del ratón arrastrar la barra hacia el lateral derecho, izquierdo o parte superior, allí donde queremos que se ubique la barra. Veremos que salta a la nueva ubicación y ya podemos soltar el botón del ratón.

Barra tareas a la derecha
Barra de tareas ubicada a la derecha del escritorio

 

Modificar su tamaño

Otra opción útil cuando tenemos muchas ventanas abiertas o iconos en la barra es ampliar su espacio. Para ello es suficiente con ubicar el ratón en el borde de la barra y cuando aparezca la flecha con doble sentido de dirección arrastrarla.

Modificar espacio barra de tareas

Propiedades y comportamiento

Hay más opciones disponibles en las propiedades de la barra de tareas. Con el menú contextual que aparece con el botón derecho del ratón sobre la barra podemos seleccionar “Propiedades“.

propiedades barra de tareas Windows
Acceso a las propiedades de la barra de tareas

Se abre un cuadro de dialogo donde podremos:

Propiedades Barra tareas Windows

1. Bloquear la barra de tareas. Al igual que desde el menú contextual. Fijará la barra en su ubicación y tamaño. Evitando cambios accidentales.

2. Ocultar la barra de tareas. Es útil al utilizar programas que quedan ocultos bajo la barra, de esta forma la barra al abrir un programa o mientras no acerquemos el ratón al lateral donde se encuentra se esconderá, evitando tapar ningún elemento de pantalla.

3. Usar iconos pequeños. Los iconos en la barra de tareas tienen una medida predefinida, si deseamos que ocupen menor espacio y dejar una barra más fina podemos seleccionar esta opción. Quedan demasiado pequeños para mi gusto.

4. En este desplegable podemos también elegir la ubicación de la barra. Exactamente como hemos hecho anteriormente arrastrándola.

5. En esta opción decidimos si los iconos que aparecen al abrir programas se agrupan o no. Es decir si abrimos, por ejempko, varios documentos Word, se verán como un grupo con un único icono de Word, o bien se mantendrán separados con tantos iconos como documentos tengamos abiertos. O bien solo se agruparán cuando se llene la barra de tareas.

Con todas estas opciones ya podemos personalizar de forma básica la barra de tareas de nuestro escritorio Windows.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *