c/ Santa Coloma 24, 08030 Barcelona

Modificar el tamaño de una imagen

No es infrecuente que al realizar documentos Word, Excel o especialmente en una presentación de PowerPoint  añadamos imágenes. Podemos insertarlas con su medida original no es un problema inicialmente, pero puede darnos algunos problemas más tarde si el documento alcanza un peso considerable para enviarlo por correo o simplemente abrirlo con nuestro equipo.

Vamos a realizar los pasos para modificar el tamaño de las imágenes o hacer una copia de estas mucho más ligera, antes de insertarlas en otros documentos. Esto tiene mucho que ver con su resolución. Lo que al final está relacionado con la capacidad de visualizarla o imprimirla con determinada calidad. Puede conocer más sobre la resolución de imágenes y su medida en la entrada de este blog Medida de las imágenes: Pixels y centímetros.

Ver propiedades de una imagen

Para conocer que tamaño y resolución tiene una imagen podemos ver sus propiedades.

1 – Sobre el archivo que deseamos conocer pulsaremos el botón derecho del ratón para hacer aparecer el menú contextual. En la última línea encontraremos “Propiedades”. Las abrimos.

Manú propiedades imagen

2 – Tendremos que marcar sobre la pestaña “detalles” y descendiendo un poco nos desplazaremos hasta ver el apartado de Imagen. Aquí tendremos su medida en pixels  horizontales y verticales. Así como su resolución, en este caso 72 ppp. Correcta para su visualización en pantalla. Otros datos son la profundidad de 24 bits corresponden con una imagen GRB en color y matiz.  Por si no lo habíamos observado en la primera pestaña general también nos indica su peso, es decir, cuanto ocupa en el espacio del disco.

Propiedades imagen

Reducir su tamaño

1- Abrimos la imagen con Paint, pequeña aplicación de dibujo que permite modificar las imágenes presente en todo Windows.  Allí `pulsaremos sobre “Cambiar tamaño” y nos abrirá un cuadro de dialogo donde marcaremos “Pixels”. Nos mostrará la medida en pixels vista en las propiedades anteriores.

Abrir imagen Paint

2- Cambiaremos una medida la horizontal o la vertical y dejaremos marcada la opción de “Mantener relación de aspecto”, La segunda medida se cambiará  automáticamente para que la imagen no resulte deformada.

3- El resultado es la misma imagen en menor tamaño. Como se puede apreciar en la captura de pantalla. Ahora se ve íntegramente.

Imagen reducida

4- Realizaremos una copia de la original para no sobrescribirla. En el menú “Archivo”, seleccionamos “Guardar como” y el formato, preferiblemente JPG. Nos pedirá como cualquier aplicación determinar la ubicación y un nuevo nombre.

Guardar imagen Paint

Si observamos la siguiente captura del explorador de archivos vemos que la misma imagen tiene ahora una medida muy distinta de ocupación en disco.

Tamaño de las imágenes

Insertada en otro documento

Si abrimos un Word y creamos un documento donde insertamos la imagen original, y después otro donde insertamos la imagen reducida. Podemos comprobar por una captura de los dos documentos que son similares y no se observa diferencia entre las imágenes.

Imagenes insertadas
Imagenes insertadas en dos docuemntos word.

Si ahora comprobamos en la carpeta donde hemos guardado ambos documentos Word, veremos que hay una significativa diferencia en cuanto al espacio ocupado por cada uno de ellos.

Tamaño de los WOrd con las imagenes
Ocupación en disco de los dos Word

Esta diferencia de peso puede parecer pequeña, ya que el mismo Word ha reducido el tamaño de la imagen original según el espacio  ocupado en el documento. Pero si añadimos varias el documento se hará mucho mayor y cada vez con más diferencia respecto al documento con imágenes modificadas. Además hay que considerar que no todos los programas donde insertemos imágenes pueden realizar esta modificación.

Dado lo fácil que es modificar el peso de las imágenes para adaptarlas al uso que les vayamos a dar. Bien sea insertar en otro documento, enviarlas por correo,  añadirlas a una página web o a una red social. Creo que bien vale la pena realizar este cambio previo que nos puede evitar alguna que otra dificultad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *